Archivo de la categoría: Partículas de Buenri

We need a revolution

Hasta el dinero guarda un mensaje revolucionario. Necesitamos una revolución!

Gracias GJ.

We Need a Revolution

Fotomontaje perteneciente a la exposición de http://espaciodearteotr.com

Etiquetado , , , ,

Adiós a la tristeza

Enviado por LU!

Etiquetado , , , , ,

Asumir mi limitada condición

“porque lo que nos saca adelante no es el gran lamento por la pérdida de sentido, sino una reducción de la pretensión excesiva de sentido, una dieta en relación a la expectativa de sentido”

“Hay problemas humanos en relación a los cuales sería antihumano (sería un error en el arte de la vida) no tenerlos, y sería sobrehumano (sería un error en el arte de la vida) resolverlos”.

Odo Marquard

No sé a ustedes, pero a mí me cuesta asumir mi limitada condición de humano. Asumir que mientras tecleo estas lineas, o en su caso mientras las leen, no puedo estar surcando los mares del sur o los del norte en búsqueda de aventuras con monstruos marinos que venceríamos en el último momento antes de ser devorados, o conociendo otros marinos o taberneros que me desvelaran  como encaran ellos esta misma limitación que compartimos, que tengo que estar solo en esta habitación, sin nadie a mi alrededor y sin nadie a quien querer a mi alrededor para encontrar el tono en que expresar este intento de asunción, o el hecho de que solo podré vivir una vida que no sé si es la que elegiría (si es que acaso las elegimos) en caso de poder vivir alguna más, el hecho de no poder saber con certeza a través de las palabras como viven y sienten los demás aunque me dejen algunas palabras en forma de comentario, el hecho de que no sabré que hacer con mi tiempo cuando deje de teclear, si dormiré o seguiré despierto tratando de encontrar un sentido casi con mayúscula y olvidando el hecho de que las mayúsculas son la misma letra pero solo un poco más grande y que, me guste o no,  solo podré buscar ese sentido a través de pequeñas cosas y hallazgos cuyo sentido soy yo el que debo otorgar.

P.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Mensaje en una botella

“ ¡¡Urgente!! ¡¡Solicito auxilio, socorro, ayuda!! Para acabar con la crisis pesimista en los diferentes mundos que alberga cada comunidad, cada hogar, cada cabeza.

Auxilio, porque agachamos la cabeza, pensamos con el bolsillo y no con el corazón.

Socorro, nos han dividido, sectorizado, encasillado las mentes, los ojos. Porque nos han enseñado a desconfiar del vecino, del que piensa distinto.

Ayuda, es hora de luchar con honradez, sonrisas y disculpas en nuestra propia comunidad de vecinos, autobús, mercado…

Repito, es urgente.”

Pd. Los vecinos del Hemisferio Norte contamos con ventaja. Llega la primavera, el sol y de nuevo la vida.

Epicentro

Etiquetado , , , , , ,

Movimiento todos sin papeles

Una semana después del inicio del “Movimiento todos sin papeles” y a consecuencia de la falta de acuerdo con el estado, su expansión ha traspasado con creces las fronteras del País Occidental y un nuevo terrorismo identitario está cobrando forma. Tras la respuesta represiva de los estados, algunos analistas hablan del comienzo de una guerra mundial.

Tras la reunión de los grupos excluidos y el estado de la que les informábamos la semana pasada, y tras la negativa del mismo para ceder en sus privilegios han ido apareciendo grupos que no sólo intervienen con la palabra y el movimiento.

Todo comenzó en Malro cuando individuos y grupos con intención de expandir su situación e ideas comenzaron a cometer lo que ellos denominan “robos de identidad”. Los hechos comenzaron con pequeños robos de documentación a particulares y empresas, pero su constante movimiento y los medios de comunicación han ayudado a que hoy podamos hablar de terrorismo identitario a escala mundial.

Algunos de los efectos son: turistas en África se han convertido en indocumentados teniendo que trabajar de sol a sol para cubrir las necesidades básicas, los países del norte han sufrido la destrucción física y electrónica de la mayoría de los documentos, las economías se resienten y la gente comienza a no pagar deudas e hipotecas.

El estado intentó responder con el ejército, pero la mayoría de sus componentes, al considerarse excluidos, apoyaron la causa contraria. Los privilegiados no han tenido más remedio que reunirse y acudir a las pocas influencias que les quedan para responder de manera violenta.

Informa nuestro enviado especial en Malro, G.J.

Etiquetado , , , , ,